FONPLATA

El Banco Mundial prevé un crecimiento del 0,7% para la región en 2017, y 2,3% en 2018

La economía de América Latina está volviendo a crecer, informó este miércoles el economista jefe del Banco Mundial para la región. De acuerdo con el balance semestral presentado por Carlos Végh, este año habrá una recuperación del 1,2%, superando la recesión de 2016.

Sin embargo, la situación fiscal de buena parte de los países todavía es precaria, y eso apunta a la necesidad de promover ajustes fiscales en algunos de ellos. Tras dos años de caída en el Producto Interior Bruto (PIB), la región crecerá un 0,7% en 2017. En 2018 se espera un crecimiento aún mayor, del 2,3%.

Végh destacó que este crecimiento se debe, en parte, a la recuperación de las economías más importantes de América del Sur: Argentina, con el 2,8%; y Brasil con un 0,7%, tras dos años consecutivos de caída

También en la Cuenca del Río de la Plata, Bolivia fue el que tuvo mejor desempeño. El Banco Mundial prevé en 2017 un crecimiento del 3,9% para este país. El organismo internacional enfatizó, sin embargo, que tal vez sean necesarias algunas reformas fiscales para continuar en esta ruta ascendente.

Uruguay, por su parte, tuvo un crecimiento de más de dos puntos porcentuales en relación a 2016. Aunque se espera que en 2018 ese ascenso tienda a moderarse.  Paraguay, por otro lado, se mantiene con tasas estables de crecimiento, sobre todo si se tienen en cuenta las limitaciones logísticas de este país sin salida al mar.

Esta remontada económica de América Latina tiene su origen en el precio de los commodities (productos básicos con cotización global); en las tasas de crecimiento de los Estados Unidos, particularmente importante para México y América Central; y el desarrollo de China, con más impacto en América del Sur. Además del buen desempeño de los mercados internacionales, según el Banco Mundial.

"Si queremos crecer más el 1,2%, que es lo que la región debe aspirar, vamos a tener que depender de nosotros mismos", afirmó Végh, en el sentido que cada país debe buscar en su economía y en su región fórmulas para aumentar el comercio y continuar creciendo.

Delicada situación fiscal

Durante este período de crecimiento será necesario hacer ajustes fiscales, advierte Végh. De acuerdo con su análisis, al menos 28 de las 32 economías de la región van a tener déficit fiscal en 2017.

"Esa es una situación fiscal frágil. La suma de la deuda pública es del 58,7%, un nivel que para los países emergentes significa una preocupación. En seis de estos países, el endeudamiento bruto supera el 80% de su PIB”, señala.

La precaria situación fiscal en la región apunta a que hay un espacio fiscal limitado y que puede ser necesario revisar las políticas fiscales. "Un ajuste fiscal es inevitable, y el gradualismo es aconsejable ya que estamos en época de bajo crecimiento, y hacer un ajuste fiscal de choque no es recomendable", indicó.

El caso de los vecinos

El impacto de la baja de los precios del petróleo a mediados de 2014, representó una caída muy pronunciada para el PIB brasileño. Para ajustarse a la situación, el país aplicó una política de contracción monetaria muy agresiva.

"Este país sudamericano priorizó la estabilidad cambiaria e inflacionaria", explicó Végh.

Entre las medidas adoptadas para avanzar hacia la recuperación económica, algunos países eligieron subir la tasa de interés por temor a la devaluación y a la aceleración inflacionaria. El economista jefe del Banco Mundial señala que en naciones con poca credibilidad en el ámbito de la política monetaria o con muchas deudas en moneda extranjera, esto podría generar un círculo vicioso.

Argentina recibió muchos elogios, gracias a un acuerdo con los acreedores y una reforma tributaria. "La inflación cayó a la mitad y ahora está en torno al 20%, que es el nivel más bajo en siete años. Argentina está en excelente trayectoria”, puntualizó Végh.

Publicado en Noticias

Para paliar las pérdidas humanas y económicas, FONPLATA incluye una provisión en sus préstamos que se activa en casos de emergencia

En la última década, y principalmente este año, los desastres naturales se han vuelto más constantes en todo el mundo. Las pérdidas humanas y económicas son los resultados inmediatos de una situación traumática.

Solidaridad y experiencia, por otra parte, son el legado positivo de las catástrofes, pues se transforman en herramientas para mitigar futuras situaciones de riesgo. En este punto, los organismos de desarrollo tienen un papel clave.

Lea la versión en portugués

FONPLATA reconoce esta responsabilidad. Por eso, recientemente aprobó una reserva en sus contratos de préstamo, que permite liberar hasta un 5% de los fondos de sus créditos para ser usados ​​en casos de emergencia o de desastre natural por países miembros. Es decir, Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Recientes estudios del Banco Mundial apuntan que cada año cerca de 26 millones de personas caen en la pobreza a consecuencia de los desastres naturales, lo que equivale a la suma de la población de Chile y Bolivia.

La mayoría de las veces, los sectores pobres son los más afectados por los desastres, que los dejan en una situación aún peor a la que viven. De acuerdo con Joaquín Toro, especialista del Banco Mundial en riesgos de desastres, "la planificación más ordenada y que prevea eventos naturales es la mejor alternativa para responder a la emergencia, momento en que las pérdidas e inversiones son mucho mayores".

En América Latina, más del 80% de la población vive en áreas urbanas, es decir, un desastre en una de esas zonas causaría impactos de grandes dimensiones.

Todos los países en desarrollo tienen el desafío de prevenir, además de las responsabilidades básicas que deben cumplir para ofrecer mejores condiciones de vida a la población, y también atraer futuras inversiones, sobre todo, si logran minimizar los riesgos de grandes pérdidas.

Para Joaquín Toro, es necesario invertir en estructuras más seguras, como escuelas y otras para prestar atención adecuadas tras los desastres, como centros de salud y hospitales.

Según el Banco Mundial, las instituciones de financiamiento deben prever inversiones en la evaluación de riesgos de accidentes, en mejores infraestructuras y en planificación, además de implementar medidas previas a los desastres, desarrollar medidas de protección financiera y en la promoción de la reconstrucción a través de cambios políticos e institucionales.

Casos latinoamericanos

Los desastres climáticos son casi una realidad cotidiana en América Latina. Recientemente, cinco municipios de Cochabamba, en el suroeste de Bolivia, se declararon en emergencia a causa de la sequía.

En Pasorapa, una de las zonas más afectadas, cerca de 800 familias están en riesgo, además de 19 mil cabezas de ganado. Este desastre representa para la región una pérdida del 71% en producción de cultivos.

En los últimos años, el Río Mizque sufrió una reducción del 30%,  en la cuenca más importante y caudalosa de la región sur del departamento de Cochabamba. Hasta hace poco, del Mizque salía el agua para regar 33 mil hectáreas.

El sector agrícola representa cerca del 11% del Producto Interior Bruto (PIB) de Bolivia. La mayoría de los productores bolivianos utiliza métodos tradicionales de cultivo y el sector emplea cerca del 5% de la fuerza productiva.

El desequilibrio climático causa sequía en algunas regiones y provoca inundaciones en otras, entre varias consecuencias. Es lo que ocurre, por ejemplo, en algunas zonas del departamento de Santa Cruz, en el sudeste boliviano, donde la creciente de los ríos pueden causar perjuicios humanos y económicos similares a los de Cochabamba.

En Argentina y Bolivia, FONPLATA está trabajando con los gobiernos para minimizar los efectos del cambio climático. Para este organismo multilateral, la prevención debe ir de la mano con los demás planes de desarrollo. Esta es la manera más económica y sensata de evitar que las tragedias causen daños humanos y pérdidas materiales.

Con Argentina existe un proyecto destinado específicamente a prevenir y mitigar los efectos de las inundaciones provocadas por el fenómeno El Niño en las provincias de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos (casi seis millones de habitantes en total). Un apoyo fundamental para un país en el que cerca del 40% de los desastres naturales que ocurren tienen que ver con desbordamientos de los ríos, según datos del Banco Mundial.

También en Bolivia, donde buscamos reducir la vulnerabilidad ante inundaciones de algunas zonas del departamento de Santa Cruz para proteger áreas productivas -y posiblemente ampliar la frontera agrícola- en una zona en la que viven el 85% de los habitantes del departamento y en la que viven el 85% se produce alrededor del 70% de los alimentos que consume y exporta el país.

Publicado en Noticias

Buenos Aires, 28 de agosto. El Banco de Inversión y Comercio Exterior S.A BICE y FONPLATA firmaron hoy aquí un acuerdo de cooperación e intercambio para apoyar el cumplimiento de sus respectivas misiones.

La firma del acuerdo la realizaron el Presidente del BICE, Pablo García y Juan Notaro, presidente ejecutivo de FONPLATA.

El propósito del acuerdo es contribuir con recursos materiales y técnicos que faciliten y permitan el cumplimiento de sus respectivos fines. El BICE ofrecerá y pondrá a disposición de FONPLATA el uso de una oficina, para uso oficial por parte de sus representantes en la República Argentina. FONPLATA podrá brindar al BICE, asistencia técnica en los procesos de preparación y seguimiento de proyectos a ser financiados en el marco de las misiones de ambas instituciones.

El BICE es un banco público que otorga créditos de mediano y largo plazo destinados a la inversión productiva y al comercio exterior, cuyo único accionista es el Estado Nacional. Además, desde su creación, es un banco de segundo piso, lo que le permite otorgar préstamos no sólo directamente a las empresas sino también mediante distintas entidades de la banca comercial.

Su misión es convertirse en el Banco de Desarrollo Argentino, complementando mercados mediante el alargamiento de plazos, la inclusión de nuevos sujetos de crédito y la estructuración de financiamiento de la inversión real.

FONPLATA es el Fondo Financiero para Desarrollo de la Cuenca del Plata es un organismo multilateral conformado por cinco países: Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay, cuya principal misión es apoyar la integración de los países miembros para lograr un desarrollo armónico e inclusivo, dentro y entre las áreas geográficas de influencia de la Cuenca del Plata mediante operaciones de crédito y recursos no reembolsables del sector público.

Publicado en Noticias

Buenos Aires, 28 de agosto de 2017.- El Fondo Financiero para la Cuenca del Plata, FONPLATA, celebró hoy aquí su Asamblea Anual de Gobernadores, máxima instancia de decisión del organismo, durante la cual se aprobó el plan estratégico para los próximos cinco años.

La Asamblea de Gobernadores, presidida desde hoy por Luis Caputo, Ministro de Finanzas de Argentina, e integrada también por Mariana Prado, ministra de Planificación de Bolivia, Jorge Arbache, Secretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Planificación de Brasil, Lea Giménez, ministra de Hacienda de Paraguay y Danilo Astori, ministro de Finanzas de Uruguay, aprobó los estados financieros y el Plan Estratégico Institucional 2018-2022.

Al presentar el plan, el presidente ejecutivo de FONPLATA, destacó que el desempeño del organismo desde su reestructuración en 2012 revalida su vigencia y su proyección futura como un aliado confiable para el financiamiento del desarrollo de sus países miembros.

“El respaldo de la Asamblea de Gobernadores confirma los objetivos estratégicos de FONPLATA, profundiza el rumbo de esta nueva etapa y fortalece nuestro compromiso con el financiamiento de infraestructura para la integración, así como el desarrollo de áreas socialmente vulnerables y de frontera en nuestros países miembros”, dijo Notaro.

Desde su reestructuración en 2012 hasta el presente, FONPLATA incrementó su capital desde poco menos de USD500 millones a más de USD3000 millones, las reservas crecieron en un 86% y el saldo de préstamos por cobrar se incrementó 2,4 veces. También durante este periodo se aprobaron más proyectos que en toda la historia desde la fundación de la institución en 1974.

En 2016, además, se realizó el proceso de obtención de la calificación de riesgo crediticio de FONPLATA. Las firmas Moody’s y Standard & Poor´s otorgaron una calificación de de A2 y A-, respectivamente. Ambas calificaciones fueron ratificadas en 2017.

Los proyectos de FONPLATA en Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay se concentran en construcción y mantenimiento de vialidad, puertos y aeropuertos, desarrollo en zonas de frontera, infraestructura urbana y respaldo al desarrollo rural, entre otros.

Publicado en Noticias

El pasado miércoles 25, en la sede de la Intendencia Departamental, en Uruguay, se llevó a cabo el acto en el que la empresa pública Obras Sanitarias del Estado (OSE) firmó dos contratos para la adjudicación de las licitaciones públicas para la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales y un sistema de saneamiento para el municipio de Fray Marcos, ubicado en el Departamento de Florida, próximo al Río Santa Lucía.

Ambas obras se inscriben en el programa “Construcción y mejoramiento de los sistemas de saneamiento en localidades de la Cuenca Hidrográfica del Río Santa Lucía”, aprobado por el Directorio de FONPLATA y el gobierno de Uruguay en noviembre de 2014. Esta intervención, que asciende a USD 38 millones, de los cuales FONPLATA financia el 82% y el aporte local el 18% restante, tiene por objeto mejorar la calidad ambiental en la Cuenca Hidrográfica del Río Santa Lucía mediante la reducción de la concentración de materia orgánica en su curso principal, mitigando de esta manera los riesgos sobre la salud humana y la calidad de los ecosistemas, e incluye la ampliación de la cobertura de saneamiento mediante la dotación de servicios de alcantarillado y el tratamiento de aguas residuales de origen doméstico en diversas localidades de la cuenca del Río Santa Lucía.

El proyecto se ejecuta en el marco del “Programa de Protección de la Cuenca del Río Santa Lucía”, definido por el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) y asumido por OSE, que opera como Unidad Ejecutora del proyecto.

La mayor fuente de agua para consumo humano en el Uruguay es la Cuenca del Río Santa Lucía, que abastece al 60% de la población nacional. La cuenca se ubica al sur del país, y comprende una extensión de 13.433 km2; constituye el límite natural entre los Departamentos de Florida y Canelones, entre Canelones y San José y, más al sur, entre San José y Montevideo. En la misma se concentra casi el 32% de la población rural nacional.

En esta etapa de ejecución del proyecto, en el municipio de Fray Marcos, las inversiones serán en el orden de los USD 5 millones para la planta de tratamiento y de USD 2,6 millones para el sistema de saneamiento.

La siguiente etapa prevista para el corriente año será la realización de obras análogas para el municipio de San Ramón, ubicado en el Departamento de Canelones.

Participaron de la firma la Ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida de León, el presidente de OSE, Milton Machado, y de la representante de FONPLATA, Jessica Felez, así como de otras autoridades locales y nacionales y representantes de las empresas ganadoras de la licitación.

Al respecto, Juan E. Notaro, Presidente Ejecutivo de FONPLATA, destacó que la dimensión ambiental de este programa es clave en el proceso de integración regional que el organismo promueve.

Publicado en Noticias
Jueves, 06 Octubre 2016 14:56

Relevant Financial Information

FONPLATA is a multilateral development organization made up of five countries: Argentina, Bolivia, Brazil, Paraguay and Uruguay. Its main goal is to support the integration of its member countries in order to achieve a harmonic and inclusive development within and across the River Plate Basin areas of influence, through long-term financing.
FONPLATA seeks to contribute to the reduction of economic disparities through working with national partners, institutions and development agencies in the financing of small and medium sized projects in the River Plate Basin.
FONPLATA focus its operations to improve living conditions, infraestructure and systems in investment projects in communications infrastructure, transport, energy and logistics for social, economic and productive development. FONPLATA´s operations include: pre-investment, investment loans and technical cooperation support.
FONPLATA targets small and medium development projects with an average amount of USD 30 million. Its main focus is to foster the regional integration of the most vulnerable areas, mainly border areas with special interest in the physical, economic and social inequalities in the region.

Folleto Institucional OCT 2016 01

Folleto Institucional OCT 2016 02

Publicado en Noticias
Página 9 de 9

Proyectos en Brasil

Beneficiarios Brasil

SEDE
 
Santa Cruz de la Sierra, Bolivia
Teléfono +591 3 315 9400
Fax +591 3 3371713
Avenida San Martín #155, barrio Equipetrol, edificio Ambassador Business Center Piso 3
OFICINAS OPERATIVAS DE ENLACE:
 
Buenos Aires, Argentina
Teléfono +54 11 4016 8667
Avenida Belgrano 955, piso 12, C1092AAJ
 
Asunción, Paraguay 
Teléfono +595 21 453 320
Independencia Nacional esquina Fulgencio R. Moreno, piso 15, edificio El Productor

Contacto Linkedin youtube Google+